La Equinoterapia podría ser una opción de tratamiento clave para las personas diagnosticadas con Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT), según una nueva investigación de la Universidad de Columbia. Si bien hace décadas que se utiliza la ayuda de los caballos para este tipo de pacientes, esta nueva investigación está arrojando más luz y evidencia científica para respaldar este tipo de terapia y recomendar su implementación alrededor del mundo.

El TEPT puede afectar a cualquier persona que haya pasado por una experiencia traumática, como víctimas o testigos de violencia. Es una aflicción común de los militares que han servido en zonas de combate. Según el Departamento de Asuntos de Veteranos de Guerra de Estados Unidos, aproximadamente el 14 por ciento de los veteranos de Irak y Afganistán tienen algún grado de TEPT, junto con el 10 al 12 por ciento de los veteranos de la Guerra del Golfo y el asombroso 30 por ciento de los veteranos de Vietnam.

En una entrevista con NorthJersey.com, el Dr. Yuval Neria, investigar responsable de la U. de Columbia, explicó que los caballos son similares a las personas con TEPT en la forma en que interactúan con el mundo.

“Los caballos son muy sensibles al estrés y al miedo”, dijo Neria. El primer instinto de un caballo es mantenerse alejado de personas y cosas nuevas para protegerse de un posible ataque. Pero, en última instancia, los caballos se darán cuenta cuando una situación o un persona no ofrecen riesgos ni amenazas y es seguro acercarse.

Esto es similar a los pacientes con trastorno de estrés postraumático, dice Neria. “El paciente está pensando en cómo recuperar la seguridad, cómo garantizar la seguridad”.

El TEPT puede causar una amplia gama de síntomas que pueden tener un profundo impacto en las personas afectadas. De acuerdo con la investigación, los síntomas incluyen flashbacks y pesadillas; entumecimiento emocional; insomnio; problemas de pareja; enojo repentino; y abuso de drogas o alcohol. Si bien el estrés después de un evento traumático es normal, la característica distintiva del TEPT es que los síntomas no mejoran con el tiempo y, de hecho, pueden empeorar.

Los tratamientos más comunes para el TEPT son la terapia de conversación y la medicación. Sin embargo, muchos pacientes con TEPT son resistentes a la terapia tradicional y aquellos que comienzan el tratamiento no siempre se apegan a ella. Si la terapia asistida por equinos se puede utilizar con eficacia, podría ser una opción revolucionaria para algunos veteranos.

La Equinoterapia ha demostrado su eficacia basada en la evidencia en pacientes que incluyen síntomas como depresión, ansiedad, trastorno por déficit de atención / hiperactividad, trastornos de conducta, trastornos disociativos y otras condiciones.

La evidencia viene demostrando que para ciertos trastornos, como el TEPT, la Equinoterapia, es decir, los caballos, son un camino sólido hacia un bienestar seguro y duradero para las personas.